.

Barrio gótico

23 October, 2011 0 comentarios

Barcelona se distingue por sus barrios. En el centro, el gótico es uno de los más populares y reconocidos, y el que más público y turistas alberga. Y no es para menos, puesto que aquí se encuentran los edificios más enigmáticos, las plazas más bellas y una mezcla de estilo arquitectónico sin igual. En las mismas Ramblas ya podemos observar el ambiente de este barrio, con monumentos tales como el palau de la Virreina o el tetro del Liceu. Si nos metemos en algunas de las callejuelas de su parte derecha, el gótico está en su máximo esplendor. Llegaremos directamente a plazas con encanto, como la del Rei, recóndita y de pequeñas dimensiones, digna de ser admirada de día y de noche, donde se iluminan los edificios adyacentes. En estas calles, es habitual encontrarnos con toda clase de tiendas artesanales, de muebles antiguos, de producción de otros países y hasta con objetos de souvenir, como los típicos productos realizados con la técnica del trencadís de Gaudí. La plaza Reial se encuentra al final de las ramblas y es muy conocida. Podemos entrar por este famoso paseo y por las calles de detrás, puramente góticas. Resalta por sus arcos porticados y está rodeada de bares y restaurantes populares. Esta zona permite encontrarnos restos romanos, como las famosas murallas, esculturas y edificios típicos. También destaca, como no, el estilo gótico, como podemos ver en la catedral de Barcelona. El estilo románico está presente en iglesias y claustros más austeros. Y, además, el gótico alberga una antigua zona judía, como es el call. Hoy en día, poco se conserva del paso de este pueblo por la ciudad, aunque veremos algunos ejemplos. La zona es conocida por su gran cantidad de tiendas al por mayor y por menor, regentadas en su mayoría por inmigrantes.